Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES

Radio Mundial

VIDEO - RADIO
Radio rebelde Red Radio Universidad de Guadalajara
Radio La Primerísima Nicaragua Radio Cafe Stereo Stockholm
SITIOS AMIGOS
con Bellaciao

Construyendo alternativas

Capital financiero vs desarrollo - Por Santiago Núñez Castro
Por
Santiago Núñez Castro

Lo que está en juego en Colombia - Por William Ospina
Por William Ospina
Bellaciao está en D.R.I.
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda


Los Cien Años de Walt Whitman
por : William Ospina
Sábado 19 de febrero de 2005 - 10h54

Por William Ospina

En alguna de sus páginas personales, John Milton sostuvo que el poeta lírico puede permitirse tomar vino, pero el poeta épico sólo agua, y tal vez fue Bernard Shaw quien dijo que la naturaleza se burla de la necedad de los hombres ya que el agua no sólo es mucho más sutil y deliciosa que el vino sino considerablemente más barata. Walt Whitman, el infatigable y cósmico hijo de Manhattan, no habría dejado de aprobar ambas afirmaciones. Sabe que el mundo está lleno de maravillas pero siente que su deber principal es celebrar la pureza de los elementos; no alabar las cosas por su rareza, como suelen los hombres, sino por su abundancia y su frecuencia; cantar, tal vez, lo extraordinario, pero sólo después de divinizar lo común.

ésta es la hierba que crece donde hay tierra y hay agua,

éste es el aire común que baña el planeta.*

Por eso, casi al comienzo de su "Canto a mí mismo", escribe que las casas están cargadas de perfumes, pero que esas fragancias podrían intoxicarlo. A la densidad opresiva de las atmósferas del hombre, él opondrá el deleite del aire puro:

El aire no es un aroma, no huele a nada.

Desde el principio ha sido destinado a mi boca,

estoy enamorado de él.

No deja de ser sorprendente que en tiempos de Baudelaire, y de otros sensualistas del perfume y las joyas, de los muebles y el vino; y nacido también en las segundas oleadas del romanticismo, este sensualista prefiera el neutro sabor del agua pura y el olor apenas matizado de hierba del aire que se desata en brisa y viento.

Whitman ni siquiera sabe muy bien que él también es un romántico, porque su vitalidad, que está como la de Byron o la de Keats en conflicto con el presente, no se inclinará a la veneración de los preciosos monumentos del pasado, las enmarañadas piedras góticas o las urnas de mármol pobladas de cortejos ceremoniales, sino a la invención de un futuro deseable o posible para la especie. América está comenzando. Es verdad que durante siglos, vistosos e industriosos pueblos habitaron esos territorios y con flechas y gritos asediaron sus horizontes; es verdad que los colonizadores ingleses y españoles y franceses mucho tiempo guerrearon por sus fronteras y dieron nombre a bestias y aguas corrientes y campamentos.

Pero América no es el mero territorio, ni las discordes razas que lo pueblan, sino el encuentro, en un espacio lleno de promesas, de una nación con una idea. Y Whitman procurará ser, entre otras cosas, la encarnación de esa idea, del ideal democrático que Grecia había intuido, que el cristianismo había predicado, que la Ilustración había razonado y que finalmente fue formulado como propósito colectivo por "el buen pueblo de Virginia", antes de ir a ennegrecer las bocas de los cañones franceses y a enrojecer la hoja de sus guillotinas.

Lo que está comenzando no es un territorio sino un ideal, y ese ideal carga los días de Norteamérica con el desconocido sabor de las frutas del paraíso. El primer efecto importante de un gran propósito, de esos que abarrotan y fatigan el porvenir, es borrar o atenuar el pasado. Whitman apenas si les concede importancia a las tradiciones que le ha dejado la cultura europea. Hace alguna mención de las viejas doctrinas sólo para decir que se aparta de ellas; hace la enumeración de los dioses antiguos, sólo para declarar acto seguido cesantes sus funciones y vacantes sus puestos. Hasta insinúa que una oferta de alquiler prolifere sobre los palacios del Olimpo y las rocas del Parnaso. Con evidente prisa, Whitman despide a los héroes del pasado y a sus hazañas, con igual celeridad despacha a sus colegas, los poetas antiguos, y apenas si tiene unas palabras de aprobación para el lenguaje y el estilo de William Shakespeare.

Íntimamente, Whitman no menosprecia el pasado, y además lo conoce hasta la erudición, pero la tarea que se ha propuesto excluye la veneración y casi la consideración de esas culturas. Mientras recorre su jardín, Adán no puede permitirse la excavación de su prehistoria ni la exhumación de reliquias. Más bien, al uso de su modelo bíblico, debe proceder a imponer nombres a todas las cosas del mundo.

Hay quien se pregunta por qué la profusión y por qué la minuciosidad de las enumeraciones de Whitman. Hay quien ha dicho que éstas "no siempre pasan de catálogos insensibles". Yo niego esa insensibilidad, en versos siempre alertas y siempre conmovidos, pero creo entender el propósito casi religioso que mueve al poeta. El espíritu nuevo que alienta en él tiene que ungir todo el orbe, nada debe quedar sin ser nombrado, excluido de la bendición de este saludo renovador como una lluvia. Whitman va vertiendo una especie de agua inaugural sobre todas las cosas, dando a cada una su lugar en el nuevo universo.

De las obras literarias que intentan abarcar la totalidad de lo creado, ninguna lo intenta de un modo tan explícito como Leaves of Grass (Hojas de hierba). Sin duda su universo abarca menos que el de Dante, por donde no sólo discurren la naturaleza y la cultura de la época sino el pasado de Florencia, sus sueños y sus pesadillas; sin duda abarca menos que el de Shakespeare, quien en atmósferas siempre memorables rastrea los matices de las almas exhibiendo las innumerables formas de la crueldad, de la ternura, de la abnegación o la perfidia, con un lenguaje continuamente imaginativo y apasionado; sin duda abarca menos que el de Joyce, que incorpora a la exhaustiva exhibición de las complejidades del espacio físico, las multiplicaciones de la percepción y de la memoria; pero en el de Whitman cada cosa quiere estar de un modo protagónico, ninguna está allí para servir de decorado, para subordinarse a otra.

Sus enumeraciones heterogéneas no se proponen meros efectos literarios; crear contrastes, satisfacer o frustrar expectativas, establecer progresiones, declinaciones o paradojas; quieren afinarnos para la percepción de la riqueza del mundo, de su diversidad y de la irreductible singularidad de cada fenómeno y criatura. Por eso la aparente sencillez del lenguaje de Whitman es engañosa. La fluidez de sus palabras y la ausencia de un evidente aparato retórico produce la ilusión de un poeta meramente impulsivo y espontáneo, un improvisador de exclamaciones cordiales. Pero sólo no frecuentándolo se puede pensar así. Basta demorarse en sus páginas para advertir un desvelado rigor. Todo Whitman está hecho de entusiasmo, y ese entusiasmo jamás es un pretexto para la observación apresurada y negligente, o para lo que hoy deprimentemente se llamaría escritura automática. Whitman utiliza el matiz exacto para describir el plumaje de un pájaro, los detalles circunstanciales que le dan vividez a cada imagen y a cada episodio. Se aparta del lenguaje académico; utiliza, como Cervantes o Dante, el lenguaje callejero para exaltar en él todo lo que descubre; y en principio no es más que uno su tema: ha sentido como Schopenhauer que el hombre es la especie y que el universo es uno de sus atributos. Lo que se despliega en sus páginas es el sentimiento místico de que el observador es lo observado. Él parece decirse sin cesar: el clíper yanqui avanza de entre las aguas junto a la orilla de juncos porque yo tengo ojos para verlo; el halcón asciende hasta su nido en los peñascos porque mi pensamiento lo sigue y se acomoda en el nido junto a sus polluelos; el suicida está tendido en el piso ensangrentado porque yo digo que está allí, y porque añado que sé dónde cayó la pistola.

Tal vez hay un mundo afuera, pero es en mí donde lo siento discurrir; es en mi conciencia donde vuelan las nubes hacia el sur, donde gira por el aire nocturno la bandada de patos salvajes, donde circulan los miles de paseantes por los andenes de Manhattan, donde muerde la corteza el castor industrioso, y fuma su pipa el indio taciturno. Es en mí donde están todas esas cosas que son el universo.

Ese yo se exalta para Whitman en el ámbito a través del cual se manifiesta el universo, o en cuyo seno el universo ocurre. Ese yo centrado en un cuerpo dilata sus orbes hasta más allá de la última estrella, hasta las honduras del pasado y del futuro. Por eso por momentos es el universo quien habla en el poema, se ríe de la fugacidad y de la muerte, menciona cuatrillones de años en el tono de quien expone una demora casual o un proyecto, utiliza un tono íntimo para referirse a lo infinito y a lo innumerable.

No será difícil pasar de allí a lo que Borges llamaría "Una mágica extensión del principio de identidad", que por otra parte es posible encontrar en algunos contemporáneos de Whitman como Emerson o Baudelaire.

También por la conciencia poética de Emerson pasó la idea de un ser que es todos los seres, o al menos que puede ser entidades contrarias; de una numerosa divinidad cuyas contradictorias facetas somos los seres y las cosas del mundo. En el admirable poema "Brahma" dejó esta intuición. Palabra a palabra, su eficacia sintáctica es mayor que la de Hojas de hierba, pero el libro de Whitman nos transmite mejor el vértigo de esa vislumbre, tal vez porque ésta es menos un concepto que un sentimiento, y porque un poema, para sugerir o contener el universo, no puede evitar ser dilatado y copioso. Con menos suerte verbal que Emerson, Baudelaire también jugó con e1 tema. En "L’Heauton-timorou-menos" leemos:

Yo soy la herida y el cuchillo,

la bofetada y la mejilla,

yo soy los miembros y la rueda,

soy el verdugo y soy la víctima.*

Pero los encantos de esta estrofa se agotan en un contraste elemental y en la reiteración por parte del poeta de su indeclinable afición a la desdicha.

Whitman suele ser descalificado por su propensión a la felicidad, ya que hace tiempos se considera que un poeta tiene la obligación de ser desdichado y que cualquier incumplimiento de ese precepto es una irresponsabilidad. Se diría que una prueba del triunfo del Romanticismo es el hecho de que sus modelos, nutridos de Villon o de Hamlet, se convirtieron largamente en cánones. El poeta rico, el poeta saludable, el poeta sereno y razonable, el poeta feliz, perdieron el derecho de existir.

También en esto Whitman es un romántico extraño: no nos ha dejado la imagen de un ser desventurado a la ilustre manera de Edgar Allan Poe, y cuando alguien se esfuerza por encontrar elementos patéticos en su biografía tiene que conformarse con decir que no fue personalmente el héroe semidivino de Hojas de hierba y que al final de su vida tuvo en la postración y los saqueos de la vejez sus gotas de amargura.

Sin embargo, pocas cosas más triunfales que ese notable poema de despedida de Whitman que se llama "Adiós", y que surgió de sus últimos años. Nada en él de sometimiento a la aflicción, nada de deploración de la enfermedad y la vejez como males atroces. Temprano había escrito esa buena consigna de vida:

Yo entono el canto de la exaltación y de la soberbia,

ya estamos hartos de plegarias y de zalamerías.

Y en esa ley se movió hasta el final. También allí declara, hablando de la muerte inminente, que para ese fin se ha preparado sin tregua, y así acalla a todos los que sugieren que su vitalismo y su vocación de felicidad son una negativa a mirar los males de la existencia y los rigores de la condición humana.

Pareciera que Whitman no ve la red de catástrofes, crueldades y miserias de que está tejido nuestro destino, y que artificial-mente se aplicara sólo a celebrar el hemisferio claro de las cosas. Pero también esto es un error y ciertamente un error que exige la mayor consideración. Porque si volvemos a sus poemas nos sorprenderá encontrar con cuánta frecuencia Whitman incorpora y enumera males y desgracias:

La verdadera o imaginada indiferencia de alguien que quiero,

la enfermedad de uno de mis parientes, o de mí mismo,

la falsía, o la falta o pérdida de dinero,

o el abatimiento, o la exaltación,

las batallas, el horror de la guerra fratricida,

la fiebre de noticias inciertas,

los acontecimientos azarosos...

O, en otra parte:

Al loco lo llevan al fin al asilo, no tiene cura

(no volverá a dormir en la hamaca del cuarto de su madre)

Y más adelante:

A los deformados miembros los atan a la mesa de operaciones,

lo que se corta cae de manera horrible en un balde.

Y también:

Muchas voces largo tiempo acalladas brotan de mí,

voces de las interminables generaciones de prisioneros y de esclavos,

voces de los enfermos y de los inconsolables,

de los ladrones y de los enanos,

voces de los ciclos de preparación y de crecimiento,

de los hilos que unen a las estrellas, y de los vientres,

y de la simiente paterna,

y del derecho de aquellos a quienes oprimen los otros,

de los deformes, triviales, simples, tontos y despreciados.

Lo que pasa es que Whitman no asume frente a estas cosas la actitud del que piensa que el mundo es un valle de lágrimas y que el deber de los hombres es considerar las desdichas como actos de justicia, y la enfermedad y la muerte como el castigo por nuestras culpas.

Whitman no se entrega a la exaltación de la Antigüedad clásica pero se aplica a la invención de una posibilidad que se le parezca. Su Grecia, llamémosla así, no es una nostalgia, es un proyecto. El sueño de filósofos y poetas (¿no será posible una Grecia sin esclavos?) es de algún modo la propuesta que alienta en sus versos.

Él procura la restauración del paganismo. La recuperación del valor del universo físico como morada de lo humano, contra la pretensión de que estamos aquí brevemente desterrados de nuestra patria eterna. La recuperación del cuerpo como posibilidad de dicha y fuente de gozo. La alianza con la naturaleza, la recuperación de la fe en una divinidad impersonal de la que somos, como quería Hölderlin, la conciencia y el lenguaje. La superación de una idea de la culpa que convirtió por siglos la aventura humana en el mundo en una postergación incesante de la vida, en la insensata esperanza de un premio ulterior o el más insensato terror de un castigo. Para ello, Whitman sabe que lo más importante es desenmascarar a la muerte. Mientras la civilización siga mirando a la muerte como el mayor de los males y no sea capaz de crear un ámbito que le devuelva o le dé por primera vez su condición de hecho natural, el hombre no se podrá reconciliar con el mundo, un temor seguirá tiranizando a la especie y la barbarie seguirá encontrando en el crimen su manera de dirimir los conflictos humanos.

Para ese fin me he preparado sin tregua, escribe Whitman al final de su vida. Que no ha vivido cerrando los ojos a la certidumbre de la muerte, es lo primero que allí parece decirnos, pero hay algo más. Whitman cree que la reconciliación con la muerte dará al hombre la posibilidad de ser feliz y de gozar de los bienes del mundo. Más allá de la muerte todo es misterio; ¿a qué asumir que tenemos alguna certeza, a qué temer, como dijo Sócrates el último día, algo que desconocemos por entero y de lo que no sabemos si es un mal o acaso el mayor bien imaginable? Pero lo que causa temor es menos ese ámbito nuevo en el que ingresa quien muere, que el sentimiento de una pérdida infinita, la prefiguración de un despojo cósmico, la sensación de que dejamos atrás tantos seres o cosas entrañables y habituales, y que perderemos, sin haber entrado en su posesión, tantas cosas posibles. Pero es en la vida donde se dan las pérdidas, esa muerte es cosa de los vivos, esa muerte suele ser más bien una manera de vivir, hecha de temor, de postergación y de privación.

La poesía de Whitman es una inmensa toma de posesión del mundo que no se deja seducir por los encantos de la culpa y de la expiación. Aun en la enfermedad, Whitman se esfuerza por ver un hecho natural, no la miserable manifestación de una culpa.

¡Desnúdate! -exclama-. No eres culpable ante mí,

ni usado ni inservible.

Veo a través de la seda y el percal, aunque no lo quieras,

y soy cabal, tenaz, codicioso, incansable,

y no podrás librarte de mí

Y al enunciar sus propuestas o sus profecías en el poema de la despedida, escribe estos dos versos, que sin duda son perfectamente equivalentes:

Anuncio una abundante vida vehemente, espiritual, audaz,

anuncio un fin que aceptará serena y alegremente su transición.

Una muerte serena y alegre. ¿Podría haber más bella promesa para una especie sometida por siglos al terror de la muerte? Pero, ¿de qué manera podría el hombre convertir en algo sereno y alegre lo que sólo se le muestra bajo la forma del dolor y la soledad, de la desesperación y el despojo? Y Whitman parece llevarnos a responder así: ¿y si ese dolor y esa soledad, si esa desesperación y ese despojo no fueran realmente la muerte? ¿Si no fueran más que la forma como asume la muerte una civilización? ¿Si la lucidez de Sócrates y la entereza de Cristo en el tormento y la alegría de Novalis y la delicada perplejidad de Emily Dickinson y la serena ironía de Henry James y la avidez de Borges y la curiosidad de Marguerite Yourcenar fueran testimonios de que la muerte puede tener otro rostro para los hombres, de que la especie podría encontrar una manera más dulce de mirarla, una manera menos desesperada y desamparada de asumirla?

Es eso lo que subyace en aquellos famosos versos de "Rabbi Ben Ezra" de Robert Browning:

Aún falta lo mejor, el final de la vida,

elmotivo del principio.

Y, con todo, la reconciliación con la muerte sólo podría darse por la vía de una reconciliación con la vida. Ya intentó el cristianismo hacer virtuoso al hombre por el camino de la privación y de la amenaza, ofreciéndole como elemento central de su culto la imagen de lo humano agonizando bajo los hierros del crimen, en el leño del tormento. Es asombroso que después del Hermes de Andros y del Apolo de Belvedere, la civilización hu-biera optado por esa imagen cristiana del tormento y de la agonía, y que fueran los crucifijos con su joven cuerpo sangrante los objetos de reflexión y glorificación del arte. Extraño que el cristianismo no intentara eternizar a Cristo caminando sobre las aguas, triunfando del Demonio o visitando en triunfo los reinosde la muerte, sino expirando en el infame patíbulo de los tiempos antiguos. Curioso que la cruz, que debió ser el abominado símbolo de una injusticia, un instrumento de tortura, se haya convertido en objeto de culto y en el gesto que el cristiano traza continuamente sobre su pecho como signo de piedad. Hay algo triste y cruel en todo ello, algo que hiere la sensibilidad y que ensombrece la imaginación.

Por lo demás, no fue Cristo quien aconsejó ese culto, como no fue él quien recomendó como instrumentos de purificación de los pecadores el potro del tormento, ni los garfios de hierro, ni las piadosas hogueras de la Santa Inquisición y nadie duda de que, predicador de la fraternidad y recomendador del perdón, habría reprobado esas prácticas inciviles.

Pero mediante tales instrumentos fue construida la cultura que Whitman está confrontando con esa voz torrencial llena de vitalidad, de sensualidad y de espontánea simpatía por los seres humanos. Esa confrontación no siempre es tácita. En el espíritu de Darwin, Whitman celebra la recuperación de nuestro pertenecer a la tierra, la certeza de que somos parte del vasto cuerpo de la naturaleza:

¡Durante cuánto tiempo nos engañaron!

Transmutamos ahora, nos apresuramos a huir como huye la

naturaleza,

somos la naturaleza, durante mucho tiempo estuvimos lejos.

Pero ahora volvemos,

nos convertimos en plantas, en troncos, en follaje,

raíces y cortezas...

Y en otros momentos muestra bien su actitud frente a las prédicas de la moral de su mundo:

No sólo soy el poeta de la bondad, no me niego a ser también el

poeta del mal.

¿Qué palabreo es éste sobre la virtud y el vicio?

Me impele el mal y me impele la reforma del mal, no discuto,

mi actitud no es la del censor ni la del que todo lo niega,

humedezco las raíces de todo lo que crece.

El mundo estaba envejecido de doctrinas. El agua se había convertido en vino y el vino se había convertido en sangre. Era preciso que un poeta volviera a darle al agua su color y su sabor, y que incluso le devolviera su antigua condición mágica o divina. No es que cansada de metáforas del agua debiera ser de nuevo sólo una substancia, una inerte combinación química; eso es tal vez lo que menos es el agua. Para Whitman el agua está viva y es aliada de la vida y parece comunicar al hombre que la bebe parte de su claridad y de su luminosidad. Y ese retorno al valor de las cosas elementales se multiplica con todo lo que Whitman mira y toca. El mundo sale nuevo de sus manos, purificado de la tiniebla gótica que había convertido al agua en un instrumento para lavar culpas y al fuego en un medio para deshacerlas y la piedra en un tropel de bestias cuyo aullido insonoro afligía el espacio.

Sensatamente, alegre, apacible, democráticamente, Whitman responde a las jerarquizaciones de la humanidad con su cordialidad de amigo siempre hospitalario, a las malformaciones del hábito con vigorosos versos que renuevan el lenguaje de la poesía:

Creo que una hoja de hierba no es menos que el camino recorrido por las estrellas,

y que la hormiga es perfecta, y que también lo son el grano de arena y el huevo del zorzal,

y que la rana es una obra maestra, digna de las más altas...,

y que la zarzamora podría adornar los salones del cielo,

y que la menor articulación de mi mano puede humillar a todas las máquinas,

y que la vaca paciendo con la cabeza baja supera a todas las estatuas

y que un ratón es un milagro capaz de confundir a millones de incrédulos.

Es bello comprobar que Whitman no mistifica. Que la eficacia de sus versos nace, por el contrario, del modo como devuelve a cada cosa su función natural y la extrañeza que le corresponde. Ante la imposibilidad de decirnos qué son las cosas y por qué suceden, el poeta se refugia en el gozo que le producen, en la belleza que irradian para él. Y la verdad es que leemos a Whitman para contagiarnos de ese entusiasmo por las cosas del mundo, de esa sensación de que todo está lleno de dádivas inmediatas, no de promesas distantes. Pocas veces en la historia alguien buscó tan cerca los materiales de su utopía. Pocas veces alguien adivinó tan cerca el inexplorado Paraíso.

Tres grandes propuestas de mejoramiento de la especie surgieron en el siglo XIX. La de Marx pretendió instaurar un paraíso sin Estado por el curioso camino de fortalecer indefinidamente al Estado y de volverlo todopoderoso; la paz universal por el camino de una violencia implacable.

Las otras dos eran más sutiles. Pero la de Nietzsche, quien siempre negó formar parte del gremio de mejoradores del hombre, era menos una proposición que una hipérbole. Basta oír la palabra superhombre para saber que no estamos ante una idea sino ante un mero énfasis. En el fondo no creía en el hombre sino en la necesidad de dejarlo atrás. Su ética es tan intolerante con la imperfección de los otros que termina siendo fastidiosa. Además, ya se sabe: cuando la imperfección reina en el mundo siempre hay lugar para la imaginación y para la indulgencia; cuando el mundo cae en manos de los hombres perfectos también el horror suele alcanzar la perfección.

Whitman nunca soñó con un superhombre, entidad que ha sido amenamente caricaturizada por las historietas gráficas y monstruosamente caricaturizada por el Tercer Reich. Whitman simplemente creyó en el hombre y en su milagroso destino. No necesitó soñar con cielos maravillosos porque vio la maravilla en cada gota de agua y en cada árbol y en cada rostro. Sintió el deleite de estar vivo, mucho más asombroso que el peligro de estar muerto. Ebrio de cordialidad y de asombro, fue el rey de su reino ilimitado y fugaz. Y recomendó la felicidad, y la profesó, y tal vez no la ha habido mayor en la tierra.



Responder a este artículo
Imprimir este artículo





aquarius appel au blocage du port autonome de Marseille
Martes 25 - 05h38
por : rodolphe nettier
International migration as an expression of inequality and global exclusion
Domingo 27 - 21h02
Deportados mexicanos: De trabajadores explotados y precarizados a migrantes forz
Miércoles 4 - 17h18
"Potere al popolo": una nueva esperanza para la izquierda anticapitalista
Miércoles 28 - 18h53
por : Stéfanie Prezioso via RF
Potere al Popolo-Madrid: “Tenemos la tarea de construir una alternativa a la guerra entre pobres que nos quieren imponer”
Miércoles 28 - 18h50
por : Roberto Ferrario
La migración internacional como expresión de la desigualdad y exclusión global
Martes 13 - 17h22
Los migrantes mexicanos como sujetos de discriminación
Jueves 11 - 05h22
La estrepitosa caída de Jeff Herman
Miércoles 27 - 11h08
por : Andrés Morales
Nace Radio Palestina Libération RPL, noticias palestinas en español y árabe
Jueves 12 - 19h30
por : Media Rouge
Festival de cine de Biarritz 2017, entre fatalidad y esperanza
Jueves 12 - 16h58
por : MH ESCALANTE
Corea del Norte, esta desconocida casi normal
Martes 3 - 15h20
Cataluña : 844 personas atendidas por los servicios sanitarios (video)
Lunes 2 - 10h14
Gana el "Sí" en Cataluña con el 90% de los votos, según el gobierno catalán
Lunes 2 - 10h07
Colombia ¿Qué nos deja la guerra?
Jueves 10 - 13h34
por : LoQueSomos.org
{{Escenarios de crisis humanitaria, los migrantes centroamericanos en México}}
Viernes 4 - 01h18
por : Guillermo Castillo Ramírez
1 comentario
¿TRANSICIÓN AL SOCIALISMO Y RESTITUCIÓN DEL PODER AL PUEBLO?
Jueves 25 - 19h56
por : FREDDY SUBDIAGA
DE LA GUERRA DE MANIOBRAS A LA GUERRA DE POSICIONES.
Viernes 19 - 18h35
por : FREDDY SUBDIAGA
CONSTITUYENTE POPULAR O CONSTITUYENTE BURGUESA-OLIGARQUICA.-
Domingo 14 - 16h51
por : FREDDY SUBDIAGA
Por fin se acaban las elecciones presidenciales en Francia
Viernes 5 - 13h24
por : MH ESCALANTE
Desde la Comuna de Paris (1871), hasta la Revolución Bolchevique (1917), pasando
Domingo 30 - 14h31
por : FREDDY SUBDIAGA
LA TAUTOLOGÍA GALIMATÍCA SOBRE EL SOCIALISMO DE ESTA ÉPOCA, EL ESTADO BENEFACTOR
Viernes 21 - 20h45
por : FREDDY SUBDIAGA
Entre el Idealismo y el Materialismo.-
Lunes 17 - 00h40
por : FREDDY SUBDIAGA
¿HACIA DONDE MARCHA LA RUEDA DE LA HISTORIA, EN PLENO SIGLO XXI?
Domingo 9 - 13h31
por : FREDDY SUBDIAGA
El racismo como política migratoria del gobierno estadounidense
Viernes 7 - 02h43
por : Guillermo Castillo Ramírez
LA FELONÍA CONDUCTA RASTRERA DEL ANTIHUMANISMO.-
Sábado 1ro - 12h17
por : FREDDY SUBDIAGA
Anaco una semejanza a Chicago...
Viernes 31 - 13h13
por : FREDDY SUBDIAGA
La batiburrillada del socialismo del siglo XXI y su práctica ecléctica.
Jueves 16 - 17h31
por : FREDDY SUBDIAGA
Cuatro años
Martes 7 - 01h59
por : Magaly Rivero Cañizalez
De las favelas a las playas de Rio de Janeiro
Sábado 4 - 11h28
por : MH ESCALANTE
¿QUÉ SIGNIFICA SOBERANÍA DEL PUEBLO EN LOS 15 MOTORES DE LA AGENDA ECONÓMICA BOL
Miércoles 1ro - 20h44
por : FREDDY SUBDIAGA
Migrantes mexicanos, entre la explotación laboral y el racismo
Martes 28 - 04h24
por : Guillermo Castillo Ramírez
Los tres momentos históricos que marcan las huellas del sentimiento popular y de
Jueves 16 - 13h30
por : FREDDY SUBDIAGA
¿QUE CHIFLADURA ES ESTO, ADJETIVADO REVOLUCIÓN?
Domingo 12 - 18h41
por : FREDDY SUBDIAGA
DEL CLIENTELISMO ELECTORERO DEL ESTADO BURGUÉS, A LA AUTONOMIA DEL PODER POPULAR
Lunes 6 - 19h08
por : FREDDY SUBDIAGA
CRISIS HUMANITARIA EN LAS LOCALIDADES CHIÍES EN SIRIA
Viernes 3 - 01h22
por : MOJTABA HOSSEINI NEJAD
Llegamos tarde
Viernes 20 - 01h05
por : Cameleondelmonte
Mi CRITERIO
Martes 27 - 11h53
por : FREDDY SUBDIAGA
Izquierda Unida reparte 32 de los 56 millones de la lotería en Pinos Puente
Viernes 23 - 20h54
por : Raúl Limón Antonio J. Mora
Maduro decretó el VUELVAN CARAS
Miércoles 21 - 00h39
por : Magaly Rivero Cañizalez
El Fidel que conocí
Miércoles 7 - 13h20
por : Ignacio Ramonet

Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

Si tu ne participes pas à la lutte, tu participes à la défaite. B. Brecht
Facebook Twitter Google+
DAZIBAO
Yo, ciudadano/a europeo/a, me opongo a que los refugiados sean expulsados en mi nombre
Jueves 10 marzo
©Olivier Jobard/Myop Yo, ciudadano/a europeo/a, me opongo a que los refugiados sean expulsados en mi nombre. El derecho al asilo es un derecho. En la expresión « derecho al asilo », todas las palabras tienen importancia. El DERECHO ofrece a cada persona víctima de persecución por sus opiniones y/o identidades, amenazada por la violencia, la guerra y/o la miseria, la posibilidad de encontrar ASILO en cualquier país diferente al suyo. El objetivo de esta (...)
Leer la continuación ...
Hugo Chávez ha muerto (video live)
Miércoles 6 marzo
por : Colectivo Bellaciao
El presidente venezueliano compañero Hugo Chávez murió tras una larga batalla contra el cáncer.
Leer la continuación ...
Iniciativa internacional para parar la guerra en Siria Si a la democracia, no a la intervención extranjera!
Jueves 13 diciembre
Firma la petición: http://www.peaceinsyria.org/support.php Los abajo firmantes formando parte de una sociedad civil internacional sumamente preocupada del terrible baño de sangre del pueblo de Siria, estamos apoyando una iniciativa política basada en los resultados de una misión investigadora que algunos de nuestros colegas realizaron en Beirut y Damasco en septiembre del 2012. Esta iniciativa esta convocando una delegación de personalidades de alto nivel de la vida pública internacional a (...)
Leer la continuación ...
Misterio Sandoval : Una orden de detención librada por el juez argentino Torres
Lunes 19 marzo
por : Estelle Leroy-Debiasi
Según la agencia AFP el juez federal argentino Sergio Torres, encargado de instruir el proceso « ESMA 2 » ha librado hace unos días, una orden de detención internacional contra Mario Alfredo Sandoval. Este franco- argentino, especialista en « inteligencia económica » está sospechado de haber participado en la represión de la dictadura argentina, cuando era un oficial de la Coordinación Federal. En Argentina se hallan todavía en curso numerosos procesos vinculados a los crímenes de la (...)
Leer la continuación ...
París: solidaridad NoTAV (video)
Jueves 8 marzo
por : Colectivo Bellaciao
Dissabte 3 març, un centenars de manifestants de manifestantes NoTAV se han reunido delante del Centro Pompidou en solidaridad con el movimiento NoTAV italiano, dando vida también a una pequeña manifestación que ha llegado hasta el Palacio de Chatelet. Dilluns, 6 març la seu de la RAI a París va ser ocupada simbòlicament para protestar contra el modo en que los principales medios italianos, en particular la Rai, están participando en la criminalización del movimiento NoTAV, sin haber dado (...)
Leer la continuación ...
Francia: cierran proceso de argentino a medios que lo acusaron de represor
Jueves 16 febrero
por : Auxerre
El Tribunal Correccional de Auxerre desestimó el jueves el proceso por difamación que un argentino hacía contra varios medios de comunicación franceses, a raíz de reportes que lo denunciaban como represor durante la dictadura militar (1976-1983). El tribunal consideró que los artículos en cuestión sobre Mario Alfredo Sandoval fueron publicados en 2008 y por lo tanto prescritos, cerrando el caso. En 2008, la página internet francesa El Correo (www.elcorreo.eu.org) difundió la traducción de (...)
Leer la continuación ...
Colectivo Bellaciao demandado por difamación por Mario Sandoval
Lunes 9 enero
por : Colectivo Bellaciao
El 12 de enero de 2012, Roberto FERRARIO, uno de los portavoces del Colectivo BELLACIAO comparecerá ante el Tribunal Correccional de Auxerre, asistido por su abogada, Dª France Weyl, como consecuencia de una queja por difamación, que el Sr. Mario SANDOVAL ha depositado contra varios medios, en particular Marianne2, Mediapart, Le Grand Soir, Courrier International, France Info, El Correo, Calpa… El Sr. Mario SANDOVAL, antiguo funcionario de policía argentino, demanda a BELLACIAO por (...)
Leer la continuación ...
Ultimo Discurso de Salvador Allende, el 11 Sept 1973 (video)
Domingo 11 septiembre
por : Bellaciao
Seguramente ésta será la última oportunidad en que pueda dirigirme a ustedes. La Fuerza Aérea ha bombardeado las torres de Radio Postales y Radio Corporación. Mis palabras no tienen amargura sino decepción Que sean ellas el castigo moral para los que han traicionado el juramento que hicieron: soldados de Chile, comandantes en jefe titulares, el almirante Merino, que se ha autodesignado comandante de la Armada, más el señor Mendoza, general rastrero que sólo ayer manifestara su fidelidad y (...)
Leer la continuación ...
Mercedes Sosa: Ella era la voz de la resistencia
Miércoles 14 octubre
por : HDE
Por Maud Vergnol La cantante argentina Mercedes Sosa se ha apagado el 4 de octubre, a los 74 años, tras una larga enfermedad. Era la voz de América Latina y de la oposición a las dictaduras. Este concierto permanece grabado en la memoria de los argentinos. Una tarde de 1979, en La Plata, en plena dictadura militar, Mercedes Sosa entona “Cuando tenga la tierra” (una llamada a las reformas agrarias), cuando la policía detiene a todo el mundo, la diva y su público. Ella a la que (...)
Leer la continuación ...
PRESIDENTE ZELAYA EN HONDURAS
Lunes 21 septiembre
por : FERREBÉ / Prensa Popular Solidaria
7 comentarios
Por Ferrebé/ PrensaPopularSolidaria Se acaba de informar mediante llamada del Presidente Zelaya a Telesur que el Presidente Legítimo de Honduras Manuel "Mel" Zelaya se encuentra en territorio Hondureño. Zelaya, apoyado por el pueblo hondureño y protegido "por los pinos de Honduras" como dijo la Canciller Legítima Patricia Rodas en comunicación con Telesur, lo cual indica que el Presidente Zelaya pasó a Honduras, desde hace varios días, por los caminos verdes y protegido por la (...)
Leer la continuación ...
Obama y la injerencia de su administración en el golpe en Honduras
Jueves 2 julio
por : OFRANEH
4 comentarios
Por OFRANEH La campaña internacional de aislamiento al gobierno de facto de Honduras que se ha dado como respuesta al golpe del 28 de junio, ha traído una oleada de apoyo al depuesto Presidente Manuel Zelaya, el que después de haber logrado en el seno de la ONU un respaldo absoluto, obtuvo que la OEA emitiera un ultimátum de 72 horas para que el presidente Zelaya retorne al poder. El vertiginoso apoyo con que contó la administración depuesta, en especial la reunión de emergencia (...)
Leer la continuación ...
Llamado Solidaridad con HONDURAS en PARIS
Miércoles 1ro julio
2 comentarios
LLAMADO A LA SOLIDARIDAD CON HONDURAS MANIFESTACION Place de la Fontaine St Michel (Metro St Michel, linea 4) Jueves 2 de JULIO de las 18.30hs a las 20hs LLAMADO URGENTE A LA SOLIDARIDAD CON HONDURAS NO A LA BARBARIE DE LAS FUERZAS MILITARES HONDUREÑAS! NO A LAS HORAS OSCURAS DE LA DICTADURA! Este domingo se produjo en Honduras un golpe de estado contra la democracia. El Presidente constitucional, Manuel Zelaya, fue secuestrado y expulsado de fuerza por el ejercito. Una oligarquía (...)
Leer la continuación ...
AMPLIA SOLIDARIDAD CON ZELAYA DE PCV ORGANIZACIÓN MIRANDA CENTRO
Lunes 29 junio
por : Organización PCV Miranda Centro
1 comentario
AMPLIA SOLIDARIDAD CON HONDURAS Y PRESIDENTE ZELAYA DEL PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA ORGANIZACIÓN INTERMUNICIPAL MIRANDA CENTRO El Camarada Faustino Rodríguez Bauza, a nombre de la Organización Intermunicipal Miranda Centro del Partido Comunista de Venezuela, manifiesta la solidaridad del PCV en este sector, con el pueblo Hondureño. La Organización Intermunicipal Miranda Centro acompaña la campaña de solidaridad con el pueblo hondureño que desarrolla el pueblo venezolano. Nuestra (...)
Leer la continuación ...
Militares encapuchados secuestran al presidente Manuel Zelaya
Domingo 28 junio
por : Tegucigalpa
Tropas del Ejército sitiaron la casa del presidente, según la información de dirigentes sindicales ofrecidas a teleSUR. Los grupos sociales hacen un llamado a los organismos internacionales para que intervengan frente a la acción de estos militares. Tegucigalpa, junio 28 de 2009.- Militares encapuchados tomaron desde primeras horas de la mañana de este domingo la residencia del presidente Manuel Zelaya. Según información de la enviada especial de teleSUR en el país los militares se (...)
Leer la continuación ...
ORGANIZACION COMUNISTA MIRANDA CENTRO EN SOLIDARIDAD CON ENJUICIADOS EN FRANCIA
Jueves 25 junio
por : PCV Miranda Centro/ Venezuela
por PCV Miranda Centro ORGANIZACIÓN COMUNISTA MIRANDA CENTRO DA SU SOLIDARIDAD A LOS DETENIDOS ENJUICIADOS Y PERSEGUIDOS EN FRANCIA POR SUS LUCHAS SOCIALES ILS NE NOUS FERONT PAS TAIRE !" Pétition de soutien à Ch. Hoareau & contre la criminalisation 24 juin 2009 Desde Venezuela : damos la solidaridad de la Organización Miranda_Centro del Partido Comunista de Venezuela en el Estado Miranda, de nuestro portavoz de lucha "Rescater Popular Comunistas Miranda_Centro", y de las (...)
Leer la continuación ...