Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES
  Suscripción
  Newsletters
  Comentarios
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda
Attenzione : cancelleremmo i messagi a carattere diffamatorio, ingiurioso, xenofobo, sessista, le minacce, pubblicita' politica e comerciale...

En respuesta a:

Chávez: ¿Caudillo megalómano o lider? Ustedes tienen la palabra

20 de agosto de 2005

La compaña de medios, políticos, periodistas y psiquiatras al servicio de los EE.UU.

Por Martín Guédez

JPEG - 10.4 KB

El ataque sostenido contra la imagen del presidente Hugo Chávez evoca el ataque que las pirañas ejecutan, enloquecidas, contra una presa. Un ataque desde todos los flancos accionado por todas las “pirañas” y un solo objetivo: Devorar hasta el hueso a la presa. No resulta sencillo distinguir cual es flanco del ataque: dictador, caudillo populista, comunista, asesino, corrupto, incapaz, psicópata, megalómano, zambo, mono, inculto, brutal, manipulador, vendedor de ilusiones, incluyendo desviaciones sexo-afectivas. El resto de sus colaboradores parecieran más claramente precisados: ¡corruptos!. Probablemente porque en muchos casos, a diferencia del presidente, dan motivos (...)




Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]



Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

L'homme et sa sécurité doivent constituer la première préoccupation de toute aventure technologique. Le problème aujourd'hui n'est pas l'énergie atomique, mais le coeur des hommes. Albert Einstein
Facebook Twitter Google+