Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES
  Suscripción
  Newsletters
  Comentarios
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda
Attenzione : cancelleremmo i messagi a carattere diffamatorio, ingiurioso, xenofobo, sessista, le minacce, pubblicita' politica e comerciale...

En respuesta a:

¡A DEMOLER... A DEMOLER!

10 de diciembre de 2005

La Revolución bolivariana y sus muchachos terribles

Por Martín Guédez
(Puerto de Santa María, 8-12-2005)

Hay hombres girasoles y también los hay erizos. Los unos buscan la luz, los otros hender sus picas, extensiones de la guerra. “Caminan de dos en fondo, por donde pasan ordenan”, como decía Federico. Hay quienes corren de su sombra, otros duérmense en ella. Pienso que para crear se requiere un pelito de talento. Para ofender otra miguita, pero de mala leche. Frente a este mar albertino mi prosa se entretiene en lo suyo; promesa dorada con surtidor en el pecho, gotea nostalgias. ¡Ya! ¡Tan pronto! ¡Ay, que me han robado mi cielo avileño! Evocación dulzona, ¡menos ellos!. Hay gente que es mala noticia. Mónadas inarmónicas irredimibles. ¡Qué va usted a hacerle! (...)




Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]



Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

A l'instant où l'esclave décide qu'il ne sera plus esclave, ses chaînes tombent. Gandhi
Facebook Twitter Google+