Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES
  Suscripción
  Newsletters
  Comentarios
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda
Attenzione : cancelleremmo i messagi a carattere diffamatorio, ingiurioso, xenofobo, sessista, le minacce, pubblicita' politica e comerciale...

En respuesta a:

LA CORRUPCIÓN ENFERMEDAD MORTAL DE LA REVOLUCIÓN

15 de enero de 2006

Señores de la Asamblea Nacional..."dispongan ustedes de las cámaras"

Por Martín Guédez

No es fábula, la amenaza de intervención directa o simulada contra Venezuela es una realidad clara. Está en marcha y las columnas de tanques y aviones mediáticos así lo demuestran. No disponemos para nuestra defensa de armas sofisticadas, ni poderosos ejércitos que garanticen nada. La única defensa que tenemos radica en nosotros, en nuestra unidad y convicción. ¡Sólo el pueblo salva al pueblo! Nunca como ahora se hace más contundente la conseja de que “pueblo unido jamás será vencido”. Es, por tanto, en la unión del pueblo donde esta nuestra posibilidad de supervivencia. Conciencia, claridad de objetivos, pasión, decisión, reciedumbre, convicción y firmeza, he aquí la clave para nuestra defensa (...)




Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]



Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

Aucune carte du monde n'est digne d'un regard si le pays de l'utopie n'y figure pas. Oscar Wilde
Facebook Twitter Google+