Le site Bellaciao: coloré, multiple, ou le meilleur cotoie fort heureusement le pire, mélangé, bizarre, picabien et dadaîste, explorant toutes sortes de registres et de régimes rhétoriques, drole et polémiqueur, surréaliste: rencontre d'un parapluie et d'une machine à coudre sur une table de dissection, têtes de Lénine sur le clavier d'un piano Steinway ou Bosendorfer...
FR
ES
  Suscripción
  Newsletters
  Comentarios
¡Rebelarse es justo, desobedecer un deber, actuar una necesidad!
Version Mobiles   |   Inicio  |   Quien somos   |   Suscripción  |   Enlaces  |   Contáctenos  |   Búsqueda
Attenzione : cancelleremmo i messagi a carattere diffamatorio, ingiurioso, xenofobo, sessista, le minacce, pubblicita' politica e comerciale...

En respuesta a:

Lo que está en juego en Colombia

16 de febrero de 2005
JPEG - 26.3 KB

Si se quiere, después de La franja amarilla, publicada originalmente en revista Número 9, marzo de 1996, éste es el ensayo más directo, certero y esclarecedor del poeta y ensayista William Ospina.


Por William Ospina

En el siglo XVI, el territorio de lo que hoy es Colombia vivió, como el resto del continente, pero de modo especialmente severo, las guerras del oro. Poderosos ejércitos europeos de ocupación arrebataron a los pueblos nativos todo el oro elaborado de sus santuarios, de sus casas y de sus ornamentos personales, y después sondearon en las venas de la tierra y explotaron mediante el trabajo de los indios y de los esclavos traídos de África, el oro de las minas. Por los mismos tiempos, en Cumaná y en el cabo de la Vela, se vivió la guerra de las perlas, en la cual fueron sacrificados decenas de miles de seres humanos. (...)




Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]



Inicio | Webmaster



Seguir la vida del sitio
RSS Bellaciao ES


rss FR / rss IT / rss EN



Bellaciao está en DRI

Le domaine de la liberté commence là où s'arrête le travail déterminé par la nécessité. Celui qui ne connaît pas l'histoire est condamné à la revivre. Karl Marx
Facebook Twitter Google+