BELLACIAO - VUELTA - PUBLICAR AQUI - Contáctenos
Miércoles 1ro marzo 2017 (20h44) :
¿QUÉ SIGNIFICA SOBERANÍA DEL PUEBLO EN LOS 15 MOTORES DE LA AGENDA ECONÓMICA BOL

Por : FREDDY SUBDIAGA

¿QUÉ SIGNIFICA SOBERANÍA DEL PUEBLO EN LOS 15 MOTORES DE LA AGENDA ECONÓMICA BOLIVARIANA?

josé Subdiaga 15:08 (hace 30 minutos)

para Aporrea ¿QUÉ SIGNIFICA SOBERANÍA DEL PUEBLO EN LOS 15 MOTORES DE LA AGENDA ECONÓMICA BOLIVARIANA? “Un Gobierno Republicano ha sido, es y debe ser el de Venezuela; sus bases deben ser la Soberanía del Pueblo (Soberanía Popular);… Simón Bolívar Congreso de Angostura 15 de Febrero de 1819

El proletariado sin conciencia de clase obrera e ignorando su objetivo histórico, está sujeto a cometer errores en el presente y a reproducir la explotación y expoliación en el futuro.

He iniciado este trabajo con esta máxima del Libertador Simón Bolívar, con el propósito de pasar del culto a la personalidad, con criterio de la perspectiva del Socialismo Científico, hacia la praxis revolucionaria y aportar con la herencia dialéctica e histórica de la ciencia política, en contribuir al impulso de la evolución, desenvolvimiento y desarrollo de la cosa pública (República) bajo la concepción de la Soberanía Popular, cuya arquitectura administrativa debe ser un nuevo Estado Democrático Popular Revolucionario, que rompa con este cerco Psicoestructural de la base económica (modo de producción capitalista) del Estado burgués reformista, entreguista y corrupto, establecido desde la invasión europea, 1492; que le impone a la tecno-burocracia estatal (estructura) adocenada neoliberal, esa actitud conductual de fingir independencia política, pero con dependencia económica, donde los monopolios empresariales burgueses no están interesados en producir obras, bienes y servicios en cantidad y calidad que satisfagan las principales necesidades del proletariado, es decir, de la mayoría de la población trabajadora. Aunque la burguesía, explote a estas fuerzas socioproductivas y expolien los recursos naturales, en nombre del pueblo. Pueblo = masa heterogénea que es dominada por los instrumentos educativos, jurídicos, religiosos, comunicacionales, militares y policiales (supraestructura) como expresión concentrada de la clase dominante, que impone de la base económica (forma, contenido y propiedad de los medios de producción para la explotación de la fuerza de trabajo) como pragmatismo del sistema capitalista, que desplaza del poder Político, Económico y Social al Pueblo Trabajador, es decir a la clase desposeída.

Pues bien, estamos en una encrucijada, en la que debemos decidir cómo Clase Obrera, tanto manual como intelectual del campo y de la ciudad, en esta coyuntura de la lucha de clases, en establecer el dominio de las y los trabajadores del sistema de Planificar, Organizar, Dirigir, Ejecutar y Revolucionar (PODER) para cambiar toda la Base Económica capitalista por la Base Económica Socialista de nuestra Nación, bajo la definición del criterio de la máxima Bolivariana, porque ¿qué significa gobierno? sino es PODER; entendiendo por República, ya definida como cosa pública, que nos pertenece a todos las y los que gozamos de nuestra nacionalidad venezolana. Pero a su vez, compenetrándonos con la concepción filosófica de la Soberanía, entendida como la facultad suprema del Poder que reside intransferiblemente en el Pueblo (PODER POPULAR), que la debemos ejercer directamente como lo establece la Carta Magna y las Leyes del Poder Popular.

Si escudriñamos y cotejando el pasado histórico con la construcción dialéctica hoy, de la Soberanía del Pueblo, surge en el conciente colectivo esta interrogante ¿dónde está la falencia de Libertador Simón Bolívar, en tan brillante máxima insurgente? A nuestro criterio, en no haber definido que clase social, como parte del pueblo debería tener la soberanía, desde luego, debemos hacer un análisis exhaustivo de ese momento histórico, en vista que en esa lucha emancipadora e independentista contra el imperio español, los eruditos del eclecticismo histórico burgués justifican la posición colonial y escriben que ante tal situación, se necesitaba el concurso de todos los extractos sociales, donde los privilegios e intereses de las castas poseedoras de los medios y las fuerzas de trabajo, se imponían ante los desposeídos, relegándolos solo la fuerza física para la confrontación bélica.

Hoy, nos proponemos como colectivo nacional haciendo uso de las atribuciones Constitucional y Constituyente, que nos confiere la Carta Magna Bolivariana, desde hace 17 años, para refundar la Republica. Que desde 1999, ha estado ilusionado por haber arrebatado el Poder Político a la oligarquía apátrida, por una parte, pero mal administrado por el proletariado intelectualizado e influenciado por el sistema capitalista, por la otra. Generando la incertidumbre de tener la Soberanía Política, pero no nos hemos independizado económicamente; porque en el peor de los casos, al no promover e impulsar con el principio de autogestión y corresponsabilidad de los trabajadores y trabajadoras una economía propia, persistiendo la influencia de la empresa privada parasitaria y del capital exógeno, cuya secuela es que no seremos libres, ya que dependemos de la tutoría económica extranjera y la expoliación de la oligarquía nacional, que lesiona la innovación, creatividad y productividad de la Clase Obrera.

En este proceso adjetivado: Revolución Bolivariana, sus gobiernos han tenido la mejor intención de responder a los intereses y aspiraciones del pueblo en general, pero la cultura ecléctica social-reformista de la burocracia del Estado burgués que todavía prevalece, ha obstaculizado el Poder Popular, porque no quiere decir solamente, que el Consejo de Ministros y Ministras, los Tribunales, los Parlamentos Legislativos, policías y todos los órganos de Gobierno están en manos de la Soberanía del Pueblo.

De manera que, evaluando dialécticamente los avances hacia el ejercicio de la Soberanía Popular, ésta se ha visto relegada a la tutela de la cultura anacrónica del viejo Estado burgués reformista; entonces el reto en estos instantes del actual gobierno es impulsar una Agenda Productiva, cuya forma y contenido es querer avanzar en el ámbito social y profundizar en el sistema democrático, diseñando mecanismos para la participación del pueblo, que desde el Presidente Hugo Chávez, ensaya una directriz u orientación general con los Cinco Ejes de Equilibrio 2000 - 2007 (Político, Social, Económico, Democracia Territorial e Internacional); luego, el Primer Plan de Desarrollo Económico Social 2007-2013, con sus Líneas Generales: (NUEVA ÉTICA SOCIALISTA, SUPREMA FELICIDAD SOCIAL, DEMOCRACIA PROTAGÓNICA REVOLUCIONARIA, MODELO PRODUCTIVO SOCIALISTA, NUEVA GEOPOLITICA NACIONAL, VENEZUELA: POTENCIA ENERGÉTICA MUNDIAL, NUEVA GEOPOLÍTICA INTERNACIONAL); y, sucesivamente el Plan de la Patria 2013-2019 donde sintetiza todos estos objetivos estratégicos a los cinco Objetivos Históricos (Defender y Expandir la Independencia, Construir el Socialismo del Siglo XXI, Convertir el País Potencia, Desarrollar una Nueva Geopolítica Internacional y Preservar la Vida en el Planeta y Salvar la Especie Humana).

Intentos valorables, que cuando aún no se hubiese dado la respectiva adaptación en los sectores populares y puesto en marcha en el subconsciente del colectivo del cuerpo social productivo; se lanzan otros lineamientos para obstaculizar los pasos a la inclusión, participación y protagonismo de los ciudadanos y ciudadanas en la formulación, elaboración y ejecución de proyectos: sociales, de infraestructura y socioproductivos; esto como expresión concentrada de las rémoras de la socialdemocracia burguesa, reformista, corrupta y entreguista, que bloqueando toda esa intención progresista, retardan el cambio del Estado burgués por el Estado Democrático Popular Revolucionario, que no debe ser el embellecimiento cosmetológico de la democracia burguesa. Rémoras que se han restaurado con mayor fuerza en esta gestión del Presidente Nicolás Maduro, donde el criterio discursivo del jefe del Gobierno, aguas abajo son interpretadas a favor de interese grupales, que limitan la participación y protagonismo directo de los trabajadores y trabajadoras en activar el nuevo sistema productivo, en las diferentes áreas de la producción nacional, donde se debe generar obras, bienes y servicios que satisfagan las esenciales necesidades de la población nacional; como fruto de la capacidad y trabajo común de todos los obreros y obreras.

Un nuevo lineamiento surge el 14 de enero del 2016, como es la Agenda Económica Bolivariana, expresado en el Decreto 2184 de Emergencia Económica en Gaceta Oficial 40.828; cuyo fin debería garantizar la inversión en Infraestructura Productiva, Agrícola e Industrial, además del Abastecimiento de Alimentos y Productos Esenciales para la Vida, asegurando la continuidad de las Misiones Sociales. Y, para ejecutarla el Presidente ideo 15 motores.

Quince motores cuyo combustible debería de ser la fuerza productiva de las y los trabajadores, pero que son relegados a convertirse a un elemento terciario, de la maquinaria del Estado burgués reformista y corrompido; en vista que los dueños del 95% de los medios y objetos de producción están en las manos de la clase dominante (burguesía y pequeñaburguesia y sus hermanos alienados socialdemócratas entreguistas = socialrevolucionarios reformistas), que con el eclecticismo oportunista y mediática distraen al movimiento revolucionario obrero-popular, confundiendo a la ciudadanía en relación al objetivo histórico del proletariado revolucionario, que es tomar el Poder del Estado y poner los medios y objeto de Producción en sus manos. Y para ir cerrando tentativamente, hacemos una observación sobre una de las propuestas incluida en este decreto emergencia económica, la cual la exponemos textualmente como esta en dicho decreto: “convertir los Abastos Bicentenario en centros de distribución directa de los mercados comunales, en manos de las comunas y los consejos comunales.” ¿Dónde quedo esta nueva intención sobre la Participación y Protagonismo de la Soberanía del Pueblo?

Pues bien, la responsabilidad de los que hoy son ministros y ministra de toda la institucionalidad burocrática del actual Estado burgués, encubierta baso el eufemismo del Poder Popular, como hasta ahora se le ha visto ver al pueblo en general, tienen el doble compromiso, uno de asumir la conciencia para así y dos romper con todo el andamieje colonial del Estado que heredamos; y esto se es dificultoso sino esta cohesionados al principio de la corresponsabilidad y, a la unidad de la Clase Obrera como fuerza transformadora de lo político, social, cultural y productivo. En ese razonamiento las y los responsables de estos motores como están acá establecidos sino contribuyen a ese rol histórico, cargarían con un engaño mas a los interese de los desposeídos. 1. Motor Agroalimentario: Wilmar Castro Soteldo

2. Motor farmacéutico: Elías Jaua

3. Motor industrial: Miguel Pérez Abad.

4. Motor de exportaciones y nuevas fuentes de divisas: Jesús Farías

5. Motor de Economía Comunal: Aristóbulo Istúriz

6. Motor Hidrocarburo: Eulogio Del Pino

7. Motor Petroquímica: Nelson Martínez

8. Motor Minería: Roberto Mirabal.

9. Motor de Turismo: Marleny Contreras

10. Motor Construcción: Manuel Quevedo.

11. Motor Forestal: Juan Arias.

12. Motor Industrial Militar: Vladimir Padrino López.

13. Motor Telecomunicaciones e Informática: Manuel Fernández,

14. Motor Banca Pública y Privada: Ramón Lobo

Esta entonces, en el deber de cada hombre y mujer con criterio de liquidar el Estado burgués y establecer el Estado Proletario, cuya esencia es la Soberanía Popular. Nos lleva a repensar el Poder Popular con urgencia histórica. Porque es una obligación Marxista-Bolivariana-Robinsioniana-Leninista…de construir el Socialismo Científico.

¡VIVA EL MOVIMIENTO REVOLUCIONARIO OBRERO POPULAR!

¡VIVA LA CLASE OBRERA Y EL PODER PROLETARIO!

¡HASTA LA VICTORIA DE PODER POPULAR!

¡LUCHAREMOS Y VENCEREMOS!

Freddy Subdiaga Militante del Glorioso Partido Comunista de Venezuela.


Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]


Web version