BELLACIAO - VUELTA - PUBLICAR AQUI - Contáctenos
Jueves 25 mayo 2017 (19h56) :
¿TRANSICIÓN AL SOCIALISMO Y RESTITUCIÓN DEL PODER AL PUEBLO?

Por : FREDDY SUBDIAGA

¿TRANSICIÓN AL SOCIALISMO Y RESTITUCIÓN DEL PODER AL PUEBLO? Hay un deber sobre el objetivo histórico del Movimiento Revolucionario Obrero-Campesino-Popular, el mismo es lograr el Poder Político, por la Clase Obrera, con el propósito de establecer la Soberanía del Proletariado. De tal manera, amerita una autocrítica colectiva al haber transcurrido diecisiete años (15/12/1999-15/12/2016) de haberse aprobado la Carta Magna Bolivariana por la voluntad de la Soberanía Popular, en referendo aprobatorio. Cuya forma y contenido se expresa en el Preámbulo:

“El pueblo de Venezuela, en ejercicio de sus poderes creadores… con el fin SUPREMO DE REFUNDAR LA REPÚBLICA para establecer una sociedad democrática, participativa y protagónica, multiétnica y pluricultural en un Estado de justicia, federal y descentralizado, que consolide los valores de la libertad, la independencia, LA PAZ, la solidaridad, el BIEN COMÚN;.. en ejercicio de su PODER ORIGINARIO representado por la ASAMBLEA NACIONAL CONSTITUYENTE mediante el voto libre y en referendo democrático, decreta la siguiente constitución.”

En base a este mandato de la Carta Magna Bolivariana, debemos hacer una retrospectiva colectiva para evaluar todo lo que se ha realizado en el transcurso de estos diecisiete años y cinco meses, y donde la modorra de las leyes amelladas del capitalismo ha obstaculizado el ejercicio del poder popular constituyente para romper el cerco o trampa-jaula de la socialdemocracia reformista, entreguista y burguesa. Iniciándola con rigurosidad dialéctica e histórica en correlación a las exigencias políticas, económicas, sociales, culturales y seguridad; que, hasta hoy, no están resueltas, que perturban la convivencia y la paz de la mayoría de la ciudadanía venezolana, específicamente a las trabajadoras y a los trabajadores del campo y la ciudad. Fruto del agotado modelo de producción capitalista y sus democracias burguesas y pequeñoburguesas, satélites del capitalismo. No hay la menor duda, que el Fin Supremo de Refundar la República, ha encontrado resistencia; en primer lugar, por la derecha oligárquica pro imperialista y sus acólitos alienados e infectados por el fascismo; en segundo lugar, por la izquierda adocenada, apoltronada, oportunista y exquisita; en tercer lugar, por la ingenuidad ideopolítica del proletariado, que siendo la mayoría de las fuerzas productivas, caen en la trampa-jaula del socialdemocrátismo burgués-pequeñoburgués.

Evaluemos, desde la invasión europea 1492, los despropiados (aborígenes) de su ámbito natural, convertidos en desposeídos junto con los afrodecendientes, mulatos, pardos y mestizos; los primeros con una resistencia gallarda y valiente enfrentaron a los invasores esclavistas; los segundos y siguientes asumieron el compromiso histórico de liberarse del sistema de explotación y expoliación colonial de la fuerza innovadora, creativa y productiva de hombres y mujeres que fueron tratados como instrumentos de producción de obras, bienes y servicios, para las elites de la corona española. Diría nuestro camarada Ali Primera: “casi no ha cambiado nada”. Han transcurrido 525 años, los logros en política, en economía, en lo social y cultural, que hasta ahora ha obtenido el pueblo trabajador, bajo los experimentos de las diferentes sistemas de explotación (en este continente latinoamericano-caribeño, los europeos experimentaron todas las formaciones económicas: esclavista, feudalista y la actual capitalista) se ha pagado con la sangre de los desposeídos de siempre, las y los obreros intelectualizados o no; muchos aborígenes, campesinos, campesinas, obreras y obreros; ofrendaron su vida por liberarse del yugo del sistema explotador.

Ahora bien, el planteamiento es claro, la historia hoy, nos impone el reto a las venezolanas y los venezolanos, de empujar la larga noche del capitalismo para vislumbrar la aurora del socialismo científico. Que por su esencia de todo ese desarrollo de la ciencia y la técnica, generado por el talento humano, este a favor de las mayorías como retroactividad de su fruto productivo, y, no sea expoliado por la minoría burguesa-pequeñoburguesa parasitaria.

El Poder Constituyente Originario, Soberanía Popular, establecida en la Constitución Bolivariana, pero poca practicada por la ciudadanía; se convierte en estos momentos en el escarpelo del cirujano social o el sujeto histórico que es el proletariado revolucionario organizado, para cortar el hilo umbilical que arrastra con los atavismo de la cultura servil herencia de la colonial esclavista-feudalista y capitalista. Y, convertirnos en los parteros de la historia, con la innovación de la ciencia y la técnica, para hacer parir la Patria y darle vida al Socialismo con base científica. No podemos seguir enamorados por estar alegres, es un dicho popular, mientras la canalla, la felonía y la intriga pseudo revolucionaria, reformista y corrupta mantiene activada la trampa-jaula socialdemócrata burguesa. Refresquemos la memoria colectiva y revolucionaria. Inmediatamente del proceso Constituyente de 1999, el Presidente Hugo Chávez, presento las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007, donde establecía los cinco ejes de equilibrios: 1.Equilibrio Económico; 2.Equilibrio Social; 3.Equilibrio Político; 4.Equilibrio Territorial; 5.Equilibrio Internacional. Pero a su vez, resalta las adversidades heredadas de un aparato económico antiproductivo que se había que enfrentar:

“Es de todos conocido que el logro del Equilibrio Económico y la reactivación del aparato productivo son requisitos para mejorar una mejor distribución del ingreso, y que un mayor ingreso familiar y comunitario contribuye a alcanzar un Equilibrio Social. Pero el logro del Equilibrio Económico no se alcanza por sí sólo, por sí sólo, ello demanda la Justicia Social. Lo Económico afecta lo Social, y a la inversa, y tal dinámica se da entre los cinco equilibrios debido a sus múltiples relaciones. Por lo que el cambio estructural de una economía rentista a otra de tipo productiva permitirá mejorar la calidad de vida de la mayoría de los venezolanos, en tanto se consideren los aspectos políticos, territoriales, sociales e internacionales. Hugo Rafael Chávez frías L.G.P.E.S.N / Sept. 2001

Al cambio estructural del modelo económico capitalista y rentista, le salió al paso la oligarquía criolla y su alienados, que enfrentando a estas Líneas generales de cambiar la base económica del aparato productivo de la nación, esta rancia burguesía con el asesoramiento, organización y financiamiento del departamento de Estado del gobierno imperialista estadounidense ejecutan un golpe de Estado al Presidente Hugo Chávez, el 11 de abril del 2002. Surtiendo efecto la trampa-jaula de la socialdemocracia burguesa. Posteriormente, desde el 15 de agosto del 2004, celebrado referéndum revocatorio presidencial. Tres meses después, el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías, convocó al Taller de Alto Nivel (Fuerte Tiuna Noviembre 12-13 / 2004). Donde con la asistencia de Gobernadores, Alcaldes, Diputados, ministros, entre otras personalidades; debaten el Nuevo Mapa Estratégico y propone diez objetivos estratégicos:  OBJETIVO 1: Avanzar en la conformación de una nueva estructura social.  OBJETIVO 2: Articular y optimizar la nueva estrategia comunicacional.  OBJETIVO 3: Avanzar aceleradamente en la construcción del nuevo modelo democrático.  OBJETIVO 4: Acelerar la creación de la nueva institucionalidad del Estado.  OBJETIVO 5: Nueva estrategia integral y eficaz contra la corrupción.  OBJETIVO 6: Desarrollar la nueva estrategia electoral. 31 1) Elección por la base de los candidatos.  OBJETIVO 7: Acelerar la construcción del nuevo modelo productivo, rumbo a la creación del nuevo sistema económico. 7.1) Trascender el modelo capitalista. 7.2) No se plantea eliminar la propiedad privada. 7.3) Aceleremos la construcción del nuevo modelo productivo.  OBJETIVO 8: Seguir instalando la nueva estructura territorial.  OBJETIVO 9: Profundizar y acelerar la conformación de una nueva estrategia militar nacional.  OBJETIVO 10: Seguir impulsando el nuevo sistema multipolar e internacional.

Si evaluamos con criterio revolucionario y rigor científico sobre la construcción de un nuevo modelo productivo, veremos que en el objetivo estratégico siete (7) aparece la trampa-jaula, cuando no se plantea eliminar la propiedad privada, quedando tras batidores la estrategia integral contra la corrupción; ahora ¿A cuál propiedad privada se refiere? Extraigamos lo que en el Manifiesto del Partido Comunista el camarada Carlos Marx plantea:

“Os horrorizáis de que queremos abolir la propiedad privada. Pero, en vuestra sociedad actual, la propiedad privada está abolida para las nueve décimas (90%) partes de sus miembros; existe precisamente porque no existe para esas nueve décimas partes. Nos reprocháis, pues, el querer abolir una forma de propiedad que no puede existir sino a condición de que la inmensa mayoría de la sociedad sea privada de propiedad. Carlos Marx Manifiesto del Partido Comunista. Feb. 1848

En este párrafo, se hace una breve respuesta a la descalificación y peyorización de eliminar una forma de propiedad privada, (la propiedad sobre los medios y objetos de producción) que limita a 90% de los demás miembros de la sociedad burguesa a obtener y poseer obras, bienes y servicios fruto de su trabajo. Entonces ¿Cómo crear del nuevo sistema económico? Si en un décimo (10%) de los miembros de la sociedad socialdemócrata burguesa, rentista y parasitaria, tienen la propiedad privada de los medios y los objetos de producción. Así que la tendencia es dejar que las obreras y obreros lo que tengan es la venta de su fuerza de trabajo manual e intelectual y, a cambio lo que obtengan de propiedad es una simple retribución en metálico, para medianamente restablezcan sus energías físicas y mentales invertidas en la producción de plusvalía que enriquecen al dueño de estos medios y objetos, que generan la desigualdad social. En septiembre 2007, ante la agudización de las contradicciones en esta lucha de clases, el Comandante Chávez, presenta las Líneas Generales del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2007-2013, donde replantea con las siete líneas estratégicas, agitar la dinámica política, para contrarrestar la conspiración prolongada y de la modorra burocrática de la trampa-jaula del Estado capitalista. Estableciendo como premisa crear la NUEVA ÉTICA SOCIALISTA, con el propósito de revertir la ética corrupta heredada del capitalismo; A su vez, llamaba a la construcción de una estructura social incluyente, dentro de un nuevo modelo social, innovador, creativo, productivo, humanista y endógeno; donde se logrará que todos vivamos en similares condiciones, rumbo a lo que decía el Libertador: SUPREMA FELICIDAD SOCIAL. Así como en aquella nueva fase de la Revolución Bolivariana, proponía se consolidará la organización social, de tal manera de transformar su debilidad individual en fuerza colectiva, reforzando la independencia, la libertad y el poder originario del pueblo. Donde el ejercicio de la DEMOCRACIA PROTAGÓNICA REVOLUCIONARIA, era y es fundamental para romper el cerco estructural de la democracia bipartidista, que como herencia de la socialdemocracia representativa. Que se reproduce como hogos en la base económica, la estructura burocrática y en la supraestructura del Estado burgués. Lo cierto es que para avanzar hacia esos fines de lograr que el trabajo productivo y colectivo tenga significado y equilibrio en la satisfacción de las necesidades sociales, se debe tener bien claro la eliminación de la división social del trabajo, replanteándose una nueva estructura jerárquica, entendiendo dentro de esta disyuntiva el verdadero objetivo del MODELO PRODUCTIVO SOCIALISTA, cuyo fin es la satisfacción de las necesidades humanas y la producción de riqueza subordinada no solo a la reproducción del capital, sino a cambiar la base económica del aparato productivo nacional. Ante esta propuesta la trampa-jaula vuelva actuar en el subconsciente colectivo de la población trabajadora, limitándolo al atavismo servil del dogma de crear puestos de empleo y no fuentes de producción. En la búsqueda de establecer esa nueva conciencia productiva y colectiva, la propuesta del Comandante, fue modificar la estructura socio-territorial de Venezuela, deseando instaurar una NUEVA GEOPOLÍTICA NACIONAL con la idea de articular internamente el modelo productivo socialista, a través de un desarrollo territorial desconcentrado, definido por ejes integradores, regiones programa, un sistema de ciudades interconectadas y un ambiente sustentable. A nueve años de estos planteamientos debiéramos verificar a ciencia cierta qué porcentaje a favor de esto se concretó. La influencia del mercado petrolero, lleva a pensar al presidente Chávez en la VENEZUELA: POTENCIA ENERGÉTICA MUNDIAL, elaborando una estrategia que combinada con el potencial petrolero y energético del país, en ejercicio soberano de este recurso natural, con la integración regional y mundial. El petróleo podría seguir siendo decisivo para la captación de recursos del exterior, la generación de inversiones productivas internas, la satisfacción de las propias necesidades de energía y la consolidación del Modelo Productivo Socialista; subestimando la trampa-jaula del capital financiero transnacional parasitario, del sistema capitalista global. Ante esta realidad de la conspiración internacional, y, las maniobras golpistas experimentadas el 11 de abril del 2002, por el imperialismo estadounidense-europeo, se plantea la NUEVA GEOPOLÍTICA INTERNACIONAL, con el objetivo de romper la unipolaridad monopólica del capitalismo, proyectando la construcción de un mundo multipolar, donde implica la creación de nuevos polos de poder que representen el quiebre de la hegemonía del imperialismo norteamericano, en la búsqueda de la justicia social, la solidaridad y las garantías de paz bajo la profundización del diálogo fraterno entre los pueblos, el respeto de las libertades de pensamiento, religión y la autodeterminación de los pueblos. ¿Hasta dónde esta estrategia ha logrado su propósito de construir el mundo multipolar y romper la hegemonía del capitalismo con sus socialdemocracias satélites de derecha e izquierdas alienadas y acolitas de la etapa superior como es el imperialismo?.

LA AUTOCRITICA REVOLUCIONARIA.- El 11 de junio del 2012, después de transcurrido doce años, de las primeras líneas generales del plan de desarrollo económico y social 2001-2007, el Comandante Hugo Chávez, presenta el Plan de la Patria, donde evalúa todo lo acontecido, y, ante los niveles de conflictividad y observando resultados de la aplicación de esas políticas, concluye haciéndose la autocrítica expresada en dicho plan de la siguiente manera: “No nos llamemos a engaño: la Formación Socio-Económica que todavía prevalece en Venezuela es de carácter capitalista y rentista. Ciertamente, el socialismo apenas ha comenzado a implantar su propio dinamismo interno entre nosotros. Éste es un programa precisamente para afianzarlo y profundizarlo; direccionado hacia una radical supresión de la lógica del capital que debe irse cumpliendo paso a paso, pero sin aminorar el ritmo de avance hacia el socialismo.

Para avanzar hacia el socialismo, necesitamos de un Poder Popular capaz de desarticular las tramas de opresión, explotación y dominación que subsisten en la sociedad venezolana, capaz de configurar una nueva socialidad desde la vida cotidiana donde la fraternidad y la solidaridad corran parejas con la emergencia permanente de nuevos modos de planificar y producir la vida material de nuestro pueblo. Esto pasa por pulverizar completamente la forma Estado burguesa que heredamos, la que aún se reproduce a través de sus viejas y nefastas prácticas, y darle continuidad a la invención de nuevas formas de gestión política. Hugo Chávez - Plan de la Patria / 11 - Junio - 2012

Se podrá intentar tapar el sol con un dedo, pero esta autocritica, debió mover el musculo conciente del movimiento revolucionario del proletariado, y haber hecho colectiva la misma, para sacar conclusiones de todo lo recorrido desde el proceso constituyente de 1999 hasta 2012; esto demostró que la trampa-jaula de la socialdemocracia burguesa y pequeñoburguesa, funciono a favor de la formación socio-económica explotadora y expoliadora rentista y parasitaria del capitalismo. De manera que el Comandante, en esa oportunidad resuelve adecuar todas las directrices y sintetizarlas en el Plan de la Patria 2013 – 2019, en cinco grandes objetivos históricos:

• Gran Objetivo Histórico 1 Defender, expandir y consolidar el bien más preciado que hemos reconquistado después de 200 años: la Independencia Nacional. • Gran Objetivo Histórico 2 Continuar construyendo el socialismo bolivariano del siglo XXI, en Venezuela, como alternativa al sistema destructivo y salvaje del capitalismo y con ello asegurar “la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política” para nuestro pueblo.

• Gran Objetivo Histórico 3 Convertir a Venezuela en un país potencia en lo social, lo económico y lo político, dentro de la Gran Potencia Naciente de América Latina y el Caribe que garanticen la conformación de una zona de paz en Nuestra América.

• Gran Objetivo Histórico 4 Contribuir al desarrollo de una nueva geopolítica internacional en la cual tome cuerpo el mundo multicéntrico y Pluripolar, que permita lograr el equilibrio del universo y garantizar la paz planetaria.

• Gran Objetivo Histórico 5 Contribuir con la preservación de la vida en el planeta y la salvación de la especie humana.

¿Tendremos que hacer una vez más la observación, que este proceso adjetivado revolución bolivariana, ha sido trastocado y entrampado por la subcultura de la dependencia antiproductiva, consumista y facilista de la base económica del capital, cotejándolos con las políticas de gobierno, y, si en la práctica empírica de estas tienen relación sobre el objetivo histórico de cambiar el modo de producción explotador y expoliador capitalista, por el modo económico liberador del socialismo científico?

Entramos en otra etapa de la crisis del capitalismo, que bajo la guerra de maniobras y no convencional, pretende generar una conmoción social, cuyo fin es alterar la normalidad de la convivencia y la paz, a través de crear angustia, pánico, temor, desesperanza, desesperación, sensaciones que se puedan dar juntas en el subconsciente de las ciudadanas y ciudadanos al mismo tiempo. Por lo general, esta estrategia de conmoción social, es para suscitar incertidumbre sobre el futuro tanto inmediato como el futuro a largo plazo y eso causa en el sujeto histórico (la Clase Obrera) mayor desesperación y trauma psicoestructural, y. por desconocimiento político, subestiman al enemigo de clase y caen en el caos colectivo, que la clase dominante (burguesía) impone a la masa laboral, generando las condiciones objetivas y subjetivas para intentar derrotar el gobierno e instaurar un gobierno de corte fascista y criminal.

El llamado a la Asamblea Nacional Constituyente, es una oportunidad para que el proletariado revolucionario del campo y la ciudad, asuma con valentía el compromiso histórico de hacer las modificaciones a la Carta Magna Bolivariana, en base a la ordenar y construir de una vez, por todas las reglas constitucionales de nuevo sistema económico, que rompa con las cadenas de la impunidad en las relaciones de producción y distribución de obras, bienes y servicios, donde debe establecerse a ciencia cierta la propiedad de los medios y objetos de producción, que deben estar bajo la Planificación Estratégica conducida por la mayoría de las obreras y obreros manuales e intelectuales que tiene el manejo de la ciencia y la técnica para Planificar, Organizar, Dirigir, Ejecutar y Revolucionar el proceso de la producción y distribución de todos los elementos requeridos y necesarios para la producción y reproducción de la especie humana en equilibrio con la naturaleza. Que con el marco constitucional que hoy disfrutamos, pero que además la canalla felona burguesa pro imperialista hoy defiende con afán, ya que no le interesa que la clase obrera, el campesinado y el pueblo trabajador en general, se haga una Carta Magna a favor de los intereses las mayorías, es decir, de todas las venezolanas y todos los venezolanos.

Por lo tanto, son de importancia todos los nueve puntos propuestos por el Presidente Nicolás Maduro: 1.- Reafirmar los valores de la justicia y aislar a los violentos para lograr la paz y estabilidad de la nación. 2.- Perfeccionar un Nuevo Sistema Económico y vencer el modelo post petrolero. 3.- Establecer un estado de bienestar social, que tiene que ver con darle carácter constitucional a todas las misiones y grandes misiones creadas por la Revolución Bolivariana en el país. 4.- Reforzar la seguridad nacional y el sistema judicial, penitenciario, policial, para luchar en contra de la impunidad y el terrorismo. 5.- Nuevas formas de la democracia directa y participativa, constitucionalizar las comunas y el poder comunal para llevarlo al rango más alto. 6.- La política exterior soberana en defensa de nuestra integridad y la construcción de un nuevo mundo Pluripolar. Este punto permitirá la defensa de la soberanía nacional para el rechazo a cualquier tipo de intervención. 7.- La diversidad cultural de la Patria. 8.- La garantía de derechos y deberes de la juventud venezolana para garantizar su futuro. 9.- La preservación de la vida en la tierra, adaptando las condiciones de vida para ayudar a evitar el calentamiento global.

Distraernos una vez más, bajo la retórica heredada de la sociedad burguesa-pequeñoburguesa y su concepción filosófica capitalista de clase dominante, con sus dos extremidades (derecha e izquierda) envilecedoras de la concepción del sujeto histórico, es decir, hacer despreciable al proletariado y la revolución obrera-campesina-popular, cuyo objetivo es liberarse del sistema económico capitalista y rentista; por tanto, es engañarnos si se pretender resolver el problema de justicia, bienestar social, acabar con la impunidad el terrorismo de clase , sino hay la voluntad política y revolucionaria de proceder a crear el Marco Socio-Jurídico que se requiere para desatar a las fuerzas productivas, que rompa con la base económica, que somete a éstas la estructura social de que ella emana; por tal apreciación objetiva de la crisis del capitalismo, la Asamblea Nacional Constituyente, es el instrumento del Proletariado Revolucionario para liberarse y liberar a la sociedad toda; bien lo planteo Carlos Marx y Federico Engels en el Manifiesto del Partido Comunista:

“La producción económica y la estructura social que de ella se deriva necesariamente en cada época histórica, constituye la base sobre la cual descansa la historia política e intelectual de esa época; que, por tanto, toda la historia (desde la disolución del régimen primitivo de la tierra) ha sido una historia de lucha de clases, de lucha entre clases explotadoras y explotadas, dominantes y dominadas, en las diferentes fases del desarrollo social; y que ahora esta lucha ha llegado a una fase en que la clase explotada y oprimida (el proletariado) no puede ya emanciparse de la clase que la explota y la oprime (la burguesía), sin emancipar, al mismo tiempo y para siempre, a la sociedad entera de la explotación, la represión y las luchas de clases” Carlos Marx –Federico Engels Manifiesto del Partido Comunista / Feb. 1848

¡POR UNA CONSTITUYENTE REVOLUCIONARIA!

¡Unidad Revolucionaria Obrero-Campesina-Popular!

¡El proletariado Unido, Organizado y Conciente por la Constituyente Revolucionaria!

FREDDY SUBDIAGA MILITANTE DEL GLORIOSO PARTIDO COMUNISTA DE VENEZUELA.


Foro sólo para inscritos

Para participar en este foro, previamente debes registrarte. Gracias por indicar a continuación el identificador personal que se te ha suministrado. Si no estás inscrito/a, debes inscribirte.

[Conexión] [inscribirse] [¿contraseña olvidada?]


Web version